La primera revista del sector cunícola en español

Menu

Conejo Rex: una alternativa de futuro para cunicultores

Ver PDF de la revista de Marzo de 2015
Viendo los problemas que atraviesan los cunicultores para mantener sus granjas a flote, siempre es una buena noticia hablar de las posibilidades de diversificación dentro del mismo sector. Félix Freixer, de Granges Can Rafel S.L., en Santa Maria de Besora, nos ha explicado las posibilidades que tiene el mercado de la piel de conejo de calidad. Desde hace 20 años se dedican al sector con grandes resultados, exportando sus productos a diferentes países de todo el mundo.

Conejo Rex: una alternativa de futuro para cunicultores

Viendo los problemas que atraviesan los cunicultores para mantener sus granjas a flote, siempre es una buena noticia hablar de las posibilidades de diversificación dentro del mismo sector.

Lapin_Rex_Castor_YouTube.jpg

Félix Freixer, de Granges Can Rafel S.L., en Santa Maria de Besora, nos ha explicado las posibilidades que tiene el mercado de la piel de conejo de calidad. Desde hace 20 años se dedican al sector con grandes resultados, exportando sus productos a diferentes países de todo el mundo.

“Una madre puede generar hasta cuatro veces su valor al final de su vida reproductiva”

Las pieles de conejo Rex y de algunas otras variedades se comercializan dentro del mercado de la peletería de alta gama. En estos momentos Granges Can Rafel S.L. trabaja 11 variedades de color diferente, y comenta que se podrían producir algunas variedades más. Para el cunicultor que le interesara, sería una apuesta de futuro que no significaría una gran inversión, pudiendo mantenerse en el sector de la carne y manteniendo ambas actividades al mismo tiempo. Los cambios serían por temas de espacio, ya que la cría de Rex necesita jaulas individuales de gestación con separaciones de plancha por ejemplar. Otra gran diferencia en la cría es el tema de bioseguridad, ya que se deben mantener alejados a los animales de cualquier enfermedad cutánea, como la tiña.

El manejo de los gazapos requiere más dedicación, pero a la larga puede verse compensada por un mayor rendimiento de las instalaciones. Una madre puede generar hasta cuatro veces su valor al final de su vida reproductiva, y con sólo 20 madres, un cunicultor puede llegar a tener un ingreso de 1.500 euros por crianza.

“Con sólo 20 madres los ingresos pueden llegar a 1.500 € por crianza”

En resumen, un sector dentro de la cunicultura poco explotado y con muchas posibilidades de funcionar como tabla de salvación de aquellos cunicultores cuyos rendimientos no satisfacen todo el trabajo que llevan a cabo. Mejorar los ingresos mediante una mínima inversión y un cambio de rutinas es una posibilidad al alcance de todos aquellos que posean instalaciones y experiencia en la cría. •

EMPRESAS MENCIONADAS EN ESTE ARTÍCULO