La primera revista del sector cunícola en español

Menu

Las denuncias de igualdad animal han tenido repercusiones en el Reino Unido

Ver PDF de la revista de Septiembre de 2014
La campaña de la asociación Igualdad Animal contra la producción de carne de conejo, con la que gestionaron denuncias a 70 granjas cunícolas españolas a las que acusaron de maltratar a los animales, tuvo consecuencias negativas para el consumo en el Reino Unido...

Las denuncias de Igualdad Animal han tenido repercusiones en el Reino Unido

La campaña de la asociación Igualdad Animal contra la producción de carne de conejo, con la que gestionaron denuncias a 70 granjas cunícolas españolas a las que acusaron de maltratar a los animales, tuvo consecuencias negativas para el consumo en el Reino Unido. El Teatro Nacional de Londres informó semanas después de que retiraba los platos de carne de conejo de su menú –¡declaró que para siempre!- y que rompía relaciones con su proveedor, que era uno de los investigados, aunque ningún juez le había dado aún la razón a Igualdad Animal.

En las redes sociales el tema de las denuncias contra estas granjas corrió como la pólvora, y medios de comunicación nacionales como La Sexta o La Razón se hicieron eco de ello. En este último caso incorporaron una noticia con una escueta declaración de uno de los cunicultores denunciados, que explicaba cómo fueron los “investigadores” de Igualdad Animal, mediante engaños, los que le pidieron que matara al gazapo porque no sabían cómo se hacía. En otra noticia de La Razón, el redactor mezclaba este tema de producción animal con el mundo de las mascotas, y utilizaba para componer su artículo las declaraciones de la presidenta de Asociación Nacional de Amigos del Conejo –ANAC-, pero ninguna por parte de INTERCUN o alguno de los acusados.

La polémica llegó a diarios importantes como The Sunday Times, en el que eligieron un titular sensacionalista: “Enjaulados, golpeados: los conejos en tu plato”. En él se explicaba el hecho de que varios restaurantes británicos habían estado sirviendo carne de conejo procedente de granjas españolas, como son el Terrace del Teatro Nacional, el Queen’s Head de Londres o Los Molinos, en Hammersmith. El mayorista que les suministraba era C & D Wines y, a su vez, la cooperativa española que les vendía a los británicos, al menos tienen voz en el artículo, en el que declaraban que cumplen “todas las leyes y normas nacionales y europeas”. •