La primera revista del sector cunícola en español

Menu

Cría de la liebre en jaula (I)

Ver PDF de la revista de Junio de 2012
M ANEJO M anejo Dr. Cristiano Papeschi papeschi@unitus.it 1 Liebre en la naturaleza. tora. Las zonas en las que la liebre en estado silvestre los cazadores. Este animal se halla presente en todo el colinas con prados del tipo polifita o cultivos de ce- La liebre, a diferencia del conejo, no construye madrigueras, pero busca su propio cobijo entre zarzas, muy ligado a su territorio, que por lo general tiene un munidad Europea, debido a que los individuos en industrializadas. En el Este de Europa la liebre se halla pelo, con los ojos abiertos y con capacidad para mover- Rumania y Eslovaquia son, en la actualidad, los mayo- se; pero, a diferencia de los adultos, se mueven poco a la espera del momento de la lactancia y, en caso de que detecten la presencia de un predador, permanecen in- 2 trataremos la liebre europea -Lepus europeus-, que ac- Generalidades sobre la liebre tumbres crepusculares y nocturnas, pero en parajes con 18 cunicultura Junio 2012 M ANEJO res, cosechadoras, etc.-. Al contrario, la liebre adulta mientras que una granja de conejos industrial de gran- se mantiene en la madriguera hasta que el predador des dimensiones puede llegar a superar las 10.000 reproductoras. Esta diferencia deriva del hecho de que te siguiendo una trayectoria en zigzag para desorientar bertizos como los usados para los conejos ya que, en general, las explotaciones de liebres son casi siempre abiertas, con las hileras de jaulas frecuentemente muy huerta, etc., mientras que en invierno las preferencias alimenticias recaen sobre verdascas, brotes, semillas, acacia, sauce, haya, avellano, etc.-. La estructura del cuerpo de la liebre tiene forma de lanza, por lo que se adapta muy bien para la carrera: patas anteriores son muy largas, con muslos musculosos 3 para permitirle tanto una veloz huida como el salto. El se calcifican del todo hasta que el animal alcanza un determinar la edad del animal de forma somera, distin- tinuamente y el arco superior presenta dos parejas de los lagomorfos de los roedores. Las orejas, muy desa- rrolladas y largas, permiten, junto a unos ojos muy grandes y un sentido del olfato muy sensible, detectar paralelas con una distancia entre ellas de por lo menos reproductiva va generalmente de octubre a enero con 4 Cada departamento para adultos hospeda una pareja que en general en los meses de septiembre u octubre, se- y de dimensiones muy reducidas si las comparamos con Junio 2012 cunicultura 19 M ANEJO 5 8 Vista del piso de las jaulas. mente como las jaulas para conejos, mientras que las ner unas dimensiones de 13 x 13, 14 x 14 o 11 x 24 mm La madera se usa menos en las explotaciones indus- 6 9 Vista del comedero para las liebres. Vieja jaula de madera. Los comederos para la comida y el heno se hallan 7 colocados generalmente sobre la cara anterior y exter- namente -foto 8 y 9- , para evitar que el operario tenga que abrir la jaula y provoque molestias a los animales. la lluvia y la humedad puedan humedecer el pienso y formar una pasta desagradable para los animales y que vadas del suelo por lo menos 50 cm y por debajo se Jaula de madera actualmente en uso. 20 cunicultura Junio 2012 M ANEJO do a las paredes posteriores de la jaula, estando equi- preparar, en el interior de la jaula, una zona de refugio en caso de alarma y puedan evitar ser pisoteados por interior capaz de permitir el acceso de la reproductora departamento, posiblemente redondo, de por lo menos 10 13 Zona de refugio para las liebres jovencitas. 11 12 Junio 2012 cunicultura 21 M ANEJO 14 Foto gentileza de Raffaele Tomasson anti-depredadores o un realidad la liebre es mucho territorio, donde lleva una a asustarse y huir precipi- de perros, gatos, zorros, tadamente hacia el interior vida solitaria comadrejas u otros anima- de la jaula, lo que puede les. Al escoger el terreno acarrear traumas a los pe- se debe buscar una zona poco expuesta al viento o, tos, no siendo infrecuente en caso contrario, plantar que se rompan una pata o liebre es muy similar a la del to setos o cortavientos. La beza, o incluso que sufran presencia de olivos, ave- episodios de infarto, por lo llanos u otras plantas de que es siempre convenien- presente la cecotrofia follaje frondoso puede ase- gurar una agradable som- males en el momento de bra sobre las jaulas, sobre todo en verano. El terreno en el que se instale la explo- 2 drenado, y las jaulas tienen que estar dispuestas en fi- Existe la alternativa de instalar las jaulas en el liebre tiene que estar cercado por una red de por lo interior de un cobertizo que tiene que ser abierto por menos 2 m, con la parte inferior enterrada 40 cm como ? 22 cunicultura Junio 2012

MANEJO. Cría de la liebre en jaula (I)

Manejo

CRÍA de la LIEBRE en JAULA (I)

Dr. Cristiano Papeschi

Università degli Studi della Tuscia. Viterbo, Italia

papeschi@unitus.it 1 Liebre en la naturaleza.

La liebre reviste una importancia básica para la actividad cinegética en Europa y en todo el mundo, re- presentando una de las especies de mayor interés para los cazadores. Este animal se halla presente en todo el globo, incluyendo las zonas árticas y con la única ex- cepción de Madagascar. Obviamente sus característi- cas son diversas según los diferentes países, pero siem- pre se trata de liebres. La cría de la liebre destinada a la alimentación, pero sobre todo a la repoblación cinegé- tica, se está consolidando en muchos países de la Co- munidad Europea, debido a que los individuos en estado silvestre se hallan en disminución a causa del constante aumento de las áreas destinadas a la agricul- tura y a la expansión de las ciudades y de las zonas industrializadas. En el Este de Europa la liebre se halla todavía presente en gran número y, de hecho, Hungría, Rumania y Eslovaquia son, en la actualidad, los mayo- res exportadores de liebres destinadas a la repoblación. Este fenómeno comporta, sin embargo, el peligro de que desaparezca la población autóctona y de que se in- troduzcan patologías hasta ahora ausentes o poco di- fundidas en un determinado hábitat. A continuación trataremos la liebre europea -Lepus europeus-, que ac- tualmente es la especie que más se cría y la de mayor interés económico y zootécnico.

Generalidades sobre la liebre

La liebre silvestre –foto 1– es un animal de cos- tumbres crepusculares y nocturnas, pero en parajes con escaso número de predadores y bastante tranquilos de- sarrolla su actividad también de día, sobre todo en las

(1) Pradera constituida por más de una especie vegetal.

18 cunicultura Junio 2012

primeras luces del alba y durante la estación reproduc- tora. Las zonas en las que la liebre en estado silvestre se halla más difundida son las planicies o las pequeñas colinas con prados del tipo polifita(1) o cultivos de ce- reales, viñas, claros con setos, zarzales y áreas sin cul- tivar muy adecuadas para la cría.

La liebre, a diferencia del conejo, no construye madrigueras, pero busca su propio cobijo entre zarzas, arbustos, rocas y raíces de plantas. Este animal está muy ligado a su territorio, que por lo general tiene un radio medio de 1 a 2 kilómetros, donde lleva una vida a menudo muy solitaria, aunque también es posible ob- servarla en pequeños grupos, sobre todo en la estación del acoplamiento. Los pequeños suelen nacer, en gene- ral, en los primeros seis meses del año, cubiertos ya de pelo, con los ojos abiertos y con capacidad para mover- se; pero, a diferencia de los adultos, se mueven poco a la espera del momento de la lactancia y, en caso de que detecten la presencia de un predador, permanecen in- móviles para no ser vistos –foto 2-. Este comporta-

2

Liebres jóvenes.

MANEJO. Cría de la liebre en jaula (I)

miento los convierte a menudo en víctimas de los me- dios mecánicos utilizados por la agricultura –tracto- res, cosechadoras, etc.-. Al contrario, la liebre adulta se mantiene en la madriguera hasta que el predador está ya lejos y, en caso de peligro, huye muy velozmen- te siguiendo una trayectoria en zigzag para desorientar al perseguidor. En estado silvestre, la alimentación es esencialmente herbívora en la primavera–verano: coli- flor, veza, cebada, diente de león, espiguillas, raigrás, avena, trigo, alfalfa, trébol, arveja, girasol, cultivos de huerta, etc., mientras que en invierno las preferencias alimenticias recaen sobre verdascas, brotes, semillas, bellotas o cortezas de árboles –manzano, peral, álamo, acacia, sauce, haya, avellano, etc.-.

La estructura del cuerpo de la liebre tiene forma de lanza, por lo que se adapta muy bien para la carrera: el dorso es arqueado y elástico, el hocico estrecho y las patas anteriores son muy largas, con muslos musculosos para permitirle tanto una veloz huida como el salto. El esqueleto es más bien ligero y de huesos finos, que no se calcifican del todo hasta que el animal alcanza un año de vida. Una particularidad anatómica del esquele- to de la liebre es la presencia del tubérculo de Stroh, un pequeño saliente cartilaginoso que se puede obser- var entre la diáfisis y la epífisis de las patas anteriores –cúbito y radio– casi encima de la articulación. Se pue- de observar hasta los 8–9 meses de edad y sirve para determinar la edad del animal de forma somera, distin- guiendo así los jóvenes de los adultos.

La boca está dotada de 28 dientes que crecen con- tinuamente y el arco superior presenta dos parejas de incisivos, particularidad esta última que comparte con los conejos y que ha llevado a los zoólogos a distinguir los lagomorfos de los roedores. Las orejas, muy desa- rrolladas y largas, permiten, junto a unos ojos muy grandes y un sentido del olfato muy sensible, detectar al predador incluso a gran distancia. La estación reproductiva va generalmente de octubre a enero con un momento de máxima fertilidad en la primavera tar- día o inicio del verano, con algunas variaciones según el clima y la ubicación geográfica.

Como ya henos reseñado, la liebre es de costum- bres alimenticias básicamente herbívoras, que varían según la estación y la disponibilidad de comida, pu- diendo concentrar su atención incluso sobre las raíces y las cortezas de árboles como el manzano, el peral, el álamo, la acacia, el sauce, la haya y el avellano.

La fisiología digestiva de la liebre es muy similar a la del conejo y también en este caso está presente el fenómeno de la cecotrofia.

Las jaulas para la cría

La cría en jaula de la liebre presenta diversas ana- logías con la del conejo, a pesar de que estos animales son muy diferentes entre sí. Ante todo, la mayor parte de las explotaciones de liebres son de ámbito familiar y de dimensiones muy reducidas si las comparamos con

las del conejo para carne. De hecho, una explotación media–grande está compuesta por 200–300 parejas, mientras que una granja de conejos industrial de gran- des dimensiones puede llegar a superar las 10.000 reproductoras. Esta diferencia deriva del hecho de que es difícil, casi imposible, pensar en criar liebres en co- bertizos como los usados para los conejos ya que, en general, las explotaciones de liebres son casi siempre abiertas, con las hileras de jaulas frecuentemente muy distanciadas entre sí para facilitar las operaciones de manejo cotidiano, así como para limitar los ruidos, el estrés y la difusión de enfermedades.

Como hemos ya avanzado, la cría de la liebre se realiza en zonas abiertas; las jaulas están constituidas por estructuras modulares compuestas por 1 ó 2 nidos –foto 3– y con una cobertura superior y lateral para

3

Jaula de dos módulos.

proteger a los animales de los agentes atmosféricos. A menudo estas estructuras están reagrupadas en filas paralelas con una distancia entre ellas de por lo menos un metro, para permitir el paso del operario –foto 4-.

4

Línea de jaulas para la cría al aire libre.

Cada departamento para adultos hospeda una pareja que se ha formado al final del verano o principio del otoño, en general en los meses de septiembre u octubre, se- gún el lugar. El fondo de la jaula y la cara anterior están

Junio 2012 cunicultura 19

MANEJO. Cría de la liebre en jaula (I)

5

Vista del piso de las jaulas.

realizados con una red metálica galvanizada, exacta- mente como las jaulas para conejos, mientras que las paredes laterales y el techo pueden ser de material plás- tico o de madera. La malla metálica utilizada debe te- ner unas dimensiones de 13 x 13, 14 x 14 o 11 x 24 mm y la red metálica utilizada debería tener un diámetro de 1,2 a 1,7 mm, para permitir la caída de las deyecciones e impedir que se produzcan lesiones podales –foto 5-. La madera se usa menos en las explotaciones indus- triales, pero se halla todavía muy difundido en las pe- queñas explotaciones rurales –foto 6 y 7-.

6

Vieja jaula de madera.

7

Jaula de madera actualmente en uso.

20 cunicultura Junio 2012

8

Comedero y bebedero automático.

9

Vista del comedero para las liebres.

Los comederos para la comida y el heno se hallan colocados generalmente sobre la cara anterior y exter- namente -foto 8 y 9- , para evitar que el operario tenga que abrir la jaula y provoque molestias a los animales. Al lado de los comederos está situado el sistema de bebedero en botella o automático. Es muy práctico que el comedero esté provisto de una tapa para evitar que la lluvia y la humedad puedan humedecer el pienso y formar una pasta desagradable para los animales y que favorece la formación de hongos. Las jaulas están ele- vadas del suelo por lo menos 50 cm y por debajo se colocan telas de celofán o contenedores para la recogi- da y extracción de las heces. El nidal se deja fijo duran- te toda la estación reproductora y está colocado adosa-

MANEJO. Cría de la liebre en jaula (I)

do a las paredes posteriores de la jaula, estando equi- pado con una portezuela especial útil para acceder y quitar el nido. El nido en sí está dotado de unas peque- ñas paredes móviles que se abren o cierran para facili- tar la captura y el transporte de los animales –foto 10, 11 y 12-. Tiene que tener además una apertura hacia el interior capaz de permitir el acceso de la reproductora en los momentos del parto y de la lactancia, y deberá tener unas dimensiones mínimas de 50 x 40 cm y un departamento, posiblemente redondo, de por lo menos

30 cm de diámetro. Eventualmente el nido podrá sacar- se a los pocos días después del parto, pero es necesario preparar, en el interior de la jaula, una zona de refugio para los pequeños –foto 13– para que puedan utilizarla en caso de alarma y puedan evitar ser pisoteados por

10

13

Zona de refugio para las liebres jovencitas.

El acceso al nidal y al interior de la jaula se realiza por detrás.

11

Extracción del nido.

12

El transporte y extracción del nido se realiza con adultos.

Junio 2012 cunicultura 21

La liebre está muy ligada a su territorio, donde lleva una vida solitaria
La fisiología digestiva de la liebre es muy similar a la del conejo y también está presente la cecotrofia

MANEJO. Cría de la liebre en jaula (I)

14

Foto gentileza de Raffaele Tomasson

Granja semiindustrial de liebre. Obsérvese la consistencia y la altura del vallado perimetral.

los padres en su huída. En realidad la liebre es mucho más propicia que el conejo a asustarse y huir precipi- tadamente hacia el interior de la jaula, lo que puede acarrear traumas a los pe- queños y a los mismos adul- tos, no siendo infrecuente que se rompan una pata o se hagan rasguños en la ca- beza, o incluso que sufran episodios de infarto, por lo que es siempre convenien- te hacerse oír por los ani- males en el momento de

entrar en la explotación, pero sin provocar ruidos fuer- tes. Cada pareja debe tener a su disposición una super- ficie mínima de 1 m2 para una altura de por lo menos 50–60 cm. Las jaulas para el destete no necesitan nidal y pueden alojar 3 ó 4 animales por metro cuadrado.

El terreno a utilizar para la cría en jaula de la liebre tiene que estar cercado por una red de por lo menos 2 m, con la parte inferior enterrada 40 cm como mínimo y dotada en su parte superior de un sistema

22 cunicultura Junio 2012

anti-depredadores o un cable electrificado –foto 14– para evitar la intrusión de perros, gatos, zorros, comadrejas u otros anima- les. Al escoger el terreno se debe buscar una zona poco expuesta al viento o, en caso contrario, plantar en el perímetro del recin- to setos o cortavientos. La presencia de olivos, ave- llanos u otras plantas de follaje frondoso puede ase- gurar una agradable som- bra sobre las jaulas, sobre

todo en verano. El terreno en el que se instale la explo- tación tiene que ser seco, con una ligera pendiente y drenado, y las jaulas tienen que estar dispuestas en fi- las paralelas con una distancia mínima entre ella de por los menos 2 ó 3 metros.

Existe la alternativa de instalar las jaulas en el interior de un cobertizo que tiene que ser abierto por todos los lados para permitir la circulación del aire y evitar la acumulación de polvo y vapores.

ARTICULOS RELACIONADOS

Soluciones de verano: medidas de lucha clásicas contra el calor

Junio de 2015
Soluciones de verano: medidas de lucha clásicas contra el calor

Ventajas técnicas y económicas de la banda única

Junio de 2014
Ventajas técnicas y económicas de la banda única

El manejo del parto

Febrero de 2013
El manejo del parto

Cría de la liebre en jaula (II)

Agosto de 2012
Cría de la liebre en jaula (II)

Cría de la liebre en jaula (I)

Junio de 2012
Cría de la liebre en jaula (I)

Comparativa de vacunas registradas para cunicultura

Octubre de 2011
Comparativa de vacunas registradas para cunicultura

Alternativas de manejo en cunicultura industrial  (2ª parte)

Diciembre de 2010
Alternativas de manejo en cunicultura industrial (2ª parte)

Alternativas de manejo en cunicultura industrial (1ª parte)

Octubre de 2010
Alternativas de manejo en cunicultura industrial (1ª parte)

¿Heavy metal o tertulias? El concepto de estrés en Cunicultura

Agosto de 2010
¿Heavy metal o tertulias? El concepto de estrés en Cunicultura

La iluminación del conejar

Junio de 2010
La iluminación del conejar

Cuidemos la reposición

Abril de 2010
Cuidemos la reposición

La calefacción en cunicultura

Octubre de 2009
La calefacción en cunicultura

Los nidos en cunicultura

Octubre de 2009
Los nidos en cunicultura

Repoblaciones con conejo de monte

Octubre de 2009
Repoblaciones con conejo de monte

Los conejos nos dirán lo que queremos saber

Agosto de 2009
Los conejos nos dirán lo que queremos saber

Comprender en 10 puntos para una mejor prevención. El golpe de calor

Junio de 2009
Comprender en 10 puntos para una mejor prevención. El golpe de calor

Estudio sobre los tiempos de trabajo en las granjas cunícolas

Febrero de 2009
Estudio sobre los tiempos de trabajo en las granjas cunícolas