La primera revista del sector cunícola en español

Menu

¿Por qué se está produciendo un incremento en la resistencia a antibióticos frente a Staphylococus aureus?

Ver PDF de la revista de Agosto de 2009
P Staphyloccus aureus ? P produciendo un incremento en la resistencia S. aureus. 1 1 2 CORPA, J.M. (*) 1 1 frente a Alimentos. Facultad de Veterinaria. Universidad CEU-Cardenal Herrerera. Avda. Seminario, s/n. 46113 Moncada, Valencia. 2 Staphyloccus de Investigaciones Agrarias (CITA-IVIA). Apdo. 187. 12400 Segorbe *jmcorpa@uch.ceu.es aureus ? Un estudio realizado por nuestro grupo de inves- Staphylococcus aureus era el terizados por la presencia de altas densidades anima- Pasteurella se infecciosos en las granjas (Hermans et al., 2003). La pasteurelosis y la estafilococia son las enfermedades nes uterinas (Segura et al. , 2007) S. aureus se encuen- tra ampliamente distribuido en la naturaleza, estando considerado un hospedador habitual de piel y mucosas en humanos y animales (Kloos and Schleifer, 1981; et al., 1999). Ambas producen lesiones de tipo puru- lento, en diferentes localizaciones como tejido subcu- descrito en humanos, lo constituyen los orificios nasales desvieje y mortalidad en conejas adultas. (Schaffer et a , 2006). Adlam et al . (1976) en un estu- dio de mamitis realizado en conejas propuso en comunidades aparentemente sanas. Por otro lado, Hermans et al S. aureus en conejos Figura 2 ), con la consecuente dificul- tad para el control de la estafilococia debido al S. aur en humanos y conejos. Agosto 2009 cunicultura 33 P Staphyloccus aureus? El control de S. aureus pasa por el uso de La pastaurelosis y la estafilo- cocia son las enfermedades in- multitud de resistencias (Dancer, 2008). Dichas resis- et a , 2009). frecuentes en explota- ron resistentes a sulfadiazina, comenzando a aparecer resistencias frente a tetraciclinas. Estas resistencias se ducidos en la naturaleza por bacterias u hongos para eli- En un estudio sobre el nivel de resistencia quinolonas. En 2003, aumentan las resistencias a peni- bacteriana de S. aureus cilina, mientras que el resto de resistencias se mantie- cer resistencias a gentamicina, neomicina y amoxicilina- ron un total de 128 aislados, procedentes de 38 granjas Tabla 1 cilina-G, mientras se mantienen los niveles de resis- tencia a sulfonamidas y tetraciclinas -aunque con una tendencia descendente-, aumentan las resistencias a con cierta frecuencia en cunicultura industrial (Tabla 2). espiramicina, al igual que a sulfametoxazol-trimetoprim y enrofloxacina. Hay un repunte en las resistencias frente 2001 2002 2003 2005 2006 2007 % % % % % % GRANJAS 4 6 7 15 3 3 AISLADOS 8 1 1 1 9 51 4 1 5 ERI 0 0 1 9 1 5,3 22 43 19 79 15 100 SPC 0 0 1 9 1 5,3 22 43 19 79 15 100 G 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 N 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 PG 0 0 2 18,2 8 42 5 9,8 6 25 0 0 AMC 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 TET 1 12,5 5 45,5 7 37 18 32,3 8 33,3 9 60 D 1 12,5 5 45,5 7 37 18 32,3 5 20,8 9 60 RESI SDNCIAS 8 100 11 100 19 100 51 100 24 100 15 100 SXT 0 0 0 0 0 0 1 2 4 16,7 2 13,3 ENO 0 0 1 9 0 0 7 14 9 37,5 2 13,3 FAMILIA Eritromicina (ERI), Espiramicina (SPC) Gentamicina (G), Neomicina (N) Tetraciclinas Tetraciclina (TET), Doxiciclina (D) Sulfonamidas Sulfadiazina (SD), Sulfametoxazol-trimetoprim (SXT) Quinolonas Enrofloxacina (ENO) 34 cunicultura Agosto 2009 P Staphyloccus aureus ? de ellos (27,3%), mientras que en 2007 las resistencias utilizados y confirma los fallos del empleo de los mis- mos en la lucha frente a S. aureus Mecanismo de la resistencia a Figura 3: Medio de cultivo con los discos de medicamentos. S. aureus sigue el aumento de resistencias a eritromicina y espiramicina, hasta alcanzar el 100%. Aumenta tam- mismas tras un uso indebido de los antimicrobianos. las resistencias a sulfametoxazol-trimetoprim. ficada en determinados genes que se encontraban en la Valorando los resultados globalmente, se detec- naturaleza mucho antes del uso generalizado de los taron resistencias frente a sulfadiazina, en todas las granjas, durante todo el estudio. Por otro lado, se pro- a lo largo del tiempo -eritromicina, espiramicina, bacterianas implicadas en el transporte de otros com- tetraciclina, doxiciclina, sulfametoxazol-trimetoprim y tetraciclinas que pasaron de una resistencia del 0% y 1991). Los diversos genes bacterianos de resistencia a 12,5% en 2001 al 100% y 60% respectivamente en 2007. nes. Suele ser cruzada entre los distintos componentes sugiere que en todos los casos conocidos provienen de por ejemplo puede seguir siendo activa, dado que al disponer de una mayor lipofilia puede penetrar en el (Arthur et al , 1987). interior de la bacteria sin requerir un sistema de trans- porte activo. El mecanismo responsable de la resisten- ser otra. Es probable que mutaciones en el gen gyrA -el nicos- ocurriesen de forma del sistema de transporte El control de S. aureus pasa por activo a lo que se suma un el uso de antimicrobianos, nos resistencia a quinolonas hacia el exterior (Escolar et antes de existir estos com- al., 1998). La espiramicina ocasiones excesiva, que ha dado lugar a la el uso de un determinado tilosina y tilmicosina-, los cuales no han podido ser rias que han sufrido esas analizados debido a la falta tud de resistencias mutaciones se seleccionen, de disponibilidad de discos comerciales. No se detectaron resistencias frente a S. aureus . Este hecho puede explicar la ausencia de resis- tencias frente a estos antibacterianos. rias pueden producir enzimas inactivadoras que les per- Agosto 2009 cunicultura 35 P Staphyloccus aureus ? confirma los fallos del empleo de los mismos en la lucha frente a S.aureus dieron con enorme rapidez (Kirby, 1944). Dicha exten- S. aureus. Tan importante como la entrada de nuevos animales, son las instalaciones en los cuales los vamos mos de resistencia pueden transferirse de una bacteria males sospechosos, pues pueden suponer un foco de Las medidas preventivas son importantes, pero se introdujo en medicina humana la meticilina, una pese a ello S. aureus necesario el desarrollo de herramientas alternativas a lanzamiento ya se detectaron cepas resistentes (Barber, 1961). El gen que codifica la resistencia a la meticilina, extendido el uso de autovacunas. Estas suponen una ayuda importante, pero no acaban de solucionar el pro- blema. El genotipado de S. aureus constituye una he- en S. aureus (Hanssen et al., 2004), que codifica una circulantes por las granjas (Viana et al. , 2007), ayudan- do al desarrollo de autovacunas y a su vez, a la identi- proteins), la PBP2a, con baja afinidad por todos los cefalosporinas y carbapenemes (Archer and Niemeyer, 1994). Se ha postulado que las islas de patogenicidad de patogenicidad a cepas avirulentas de S. aureus a partir bacterias a los mismos. tencias en las granjas es muy importante el uso racio- de lo posible cuando su uso no es necesario. Seguir Figura 4: Fagos atacando una bacteria. 36 cunicultura Agosto 2009 P Staphyloccus aureus ? capaces de introducirse en su interior y multiplicar su clfB, que codifica S. aureus que se une et , 2002; desde un principio se vislumbraron como instrumen- Roch et al., 2003). Este descubrimiento ha dado lugar tos para combatir ciertas enfermedades. a un estudio en profundidad de este gen con objeto del El preocupante y creciente desarrollo de resisten- cias bacterianas a los se ha visto que ratones inmunizados con una vacu- Para minimizar el riesgo de la na recombinante compues- piense de nuevo en los fagos ta por el dominio A de ClfB como una alternativa tera- mostraron bajos niveles de S. granjas es muy importante el res polacos del Instituto aureus , por lo que esta pro- Hirszfield, fundado en 1953, han proporcionado datos convincentes sobre el trata- medida de lo posible miento de 550 casos de in- fecciones bacterianas et cuando su uso no es supurativas -enfisemas, al. , 2006). peritonitis, osteomielitis y necesario Otra terapia que va to- otras- en humanos. Se tra- taba en su mayor parte de vivos capaces de ejercer un papel inhibidor frente a cier- Entre estos microorganismos se encontraba S. aureus. Se han documentado curaciones en un 90% de los ca- Lactobacillus fermentum ejerce un efecto protector al S. aureus a Lactobacillus redujo las infecciones po S. aureus Otra bacteria que compite con S. aureus es Streptococcus cientemente Wills et al . (2005) han demostrado la efi- pneumoniae 2 2 po St. pneumoniae da lugar a la lisis de S. aureus , gra- 9 1 et , 2009). neamente 2x10 uff con objeto de prevenir la forma- Estas dos bacterias conviven a nivel de la nasofaringe 7 1 S. aureu (8 x 10 ufc ). frente a St. pneumoniae ha dado lugar a un incremento de las infecciones por . aureus (BogaertS et al., 2004). convenientes, como el posible desarrollo de resistencias Del mismo modo, Lactobacillus gasseri desplaza a S. aureus de la vagina de terneras (Otero and Nader-Macias, cabellado su uso en conejas con el fin de evitar las estafilococias en gazapos tras el parto. virus para la lisis de la bacteria, la holina y la lisina. Son brimiento de la penicilina en la primera mitad del siglo XX. La fagoterapia consiste en el empleo de virus bac- actualidad nuestro grupo se encuentra trabajando en el desarrollo de estas herramientas para su posible aplica- a los virus que infectan a las bacterias. Estos virus son tante es controlar el origen de NOTA DE EDITORIAL: ufc: unidades formadoras de colonia. uff: unidades formadoras de fagos. 38 cunicultura Agosto 2009

ARTICULOS RELACIONADOS

Enfermedades parasitarias más importantes del conejo: Oxiuridosis (Passalurosis)

Septiembre de 2015
Enfermedades parasitarias más importantes del conejo: Oxiuridosis (Passalurosis)

Resistencia a los antibióticos. Pasado, presente y futuro

Junio de 2015
Resistencia a los antibióticos. Pasado, presente y futuro

La verminosis gastro-intestinal del conejo para carne y de companía

Diciembre de 2014
La verminosis gastro-intestinal del conejo para carne y de companía

Enteropatía epizoótica del conejo

Septiembre de 2014
Enteropatía epizoótica del conejo

Vacunaciones contra mixomatosis

Junio de 2014
Vacunaciones contra mixomatosis

Diagnóstico diferencial de patologías digestivas en cunicultura industrial

Marzo de 2014
Diagnóstico diferencial de patologías digestivas en cunicultura industrial

La nueva enfermedad hemorrágica del conejo

Agosto de 2013
La nueva enfermedad hemorrágica del conejo

Mixomatosis y enfermedad hemorrágica vírica

Junio de 2013
Mixomatosis y enfermedad hemorrágica vírica

Revisión y conclusiones de la enteropatía epizoótica del conejo

Junio de 2013
Revisión y conclusiones de la enteropatía epizoótica del conejo

La colistina como tratamiento de elección en las enteritis en conejos de engorde

Junio de 2013
La colistina como tratamiento de elección en las enteritis en conejos de engorde

Desinfección de superficie por vía aérea: tecnología de ultradifusión o desinfección terminal fumígena

Junio de 2013
Desinfección de superficie por vía aérea: tecnología de ultradifusión o desinfección terminal fumígena

Bacterias Gram + y Gram -

Abril de 2013
Bacterias Gram + y Gram -

Enfermedades parasitarias más importantes del conejo: encefacilitozoonosis

Junio de 2012
Enfermedades parasitarias más importantes del conejo: encefacilitozoonosis

¿Existen lesiones comunes entre VHD y mixomatosis?

Diciembre de 2011
¿Existen lesiones comunes entre VHD y mixomatosis?

Brotes atípicos de enfermedad hemorrágica vírica enconejos en la Península Ibérica

Octubre de 2011
Brotes atípicos de enfermedad hemorrágica vírica enconejos en la Península Ibérica

¿Por qué aparecen resistencias a los antibióticos en las granjas? ¿Cómo actuar al respecto?

Agosto de 2011
¿Por qué aparecen resistencias a los antibióticos en las granjas? ¿Cómo actuar al respecto?

Los puntos clave de la coccidia

Junio de 2011
Los puntos clave de la coccidia

Toma de muestras en explotaciones cunícolas para enviar al laboratorio

Febrero de 2011
Toma de muestras en explotaciones cunícolas para enviar al laboratorio

Las enfermedades más importantes de la piel de los conejos

Octubre de 2010
Las enfermedades más importantes de la piel de los conejos

Cómo se transmiten las enfermedades en conejos y qué podemos hacer para evitarlo

Junio de 2010
Cómo se transmiten las enfermedades en conejos y qué podemos hacer para evitarlo