La primera revista del sector cunícola en español

Menu

Soberanía alimentaria. El orgullo de ser cunicultor

Ver PDF de la revista de Junio de 2008
Soberanía alimentaria. El orgullo de ser cunicultor Editorial ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ En los últimos tiempos todos los medios de comunicación están difundiendo la sensación de estar inmersos en una crisis global, con una mayor insistencia especial en que es debida a la alimentación. El hecho que cueste más dinero llenar el carro de la compra es indudable, lo que, conjuntamente con el innegable aumento de las hipotecas, ha puesto contra las cuerdas a muchas economías domésticas, algunas de ellas enviadas directamente a la UVI. Pero… ¿de quién es la culpa?. Aunque siempre estamos escuchando el encarecimiento de los alimentos en el mercado, en muchos casos, sinceramente, no se entiende en donde se encarece, pues no hay muchos productores agrarios y ganaderos que, de forma ostensible, hayan ingresado unas sumas de dinero superiores a otros años. ¿Será, quizás, que incluso han ingresado menos…? ¿Y si el problema en origen no fuera que el planteamiento políticamente correcto haya sido el comprar los alimentos a terceros países y venderles coches u otros productos manufacturados a cambio ?. El beneficio empresarial consiguiente siempre es para las grandes empresas multinacionales, no para los pequeños empresarios, como los ganaderos y agricultores que, aun siendo más numerosos, no por ello se les hace caso. Y quizás nadie pensó que estos países algún día también querrían comer mejor, no ya sólo un cuenco de arroz, y que, de ser así, dónde se quedaría la comida. La presencia de cupos o cuotas agrícolas y ganaderas, las subvenciones para barbecho, el destinar parte de la producción agrícola a mercados altamente especulativos —biodiesel— no son ejemplos de una política clara de autosuficiencia, sino de total dependencia del exterior y olvido del interior. La soberanía alimentaria, es decir, poder garantizar la comida para la población que depende de un gobierno tendría que ser un principio básico de los legisladores, pero no parece que en Europa esto sea una realidad. ¿Podría ser secuela del colonialismo el pensar que tengo más dinero que otros para comprar los alimentos que requiero y dejar sin ellos al tercer mundo?. Tengamos muy en cuenta que la población mundial a alimentar es elevada y con unos índices de crecimiento demográfico superiores en los países en desarrollo y que están comenzando a comer mejor, lo que significa que solo para abastecer a estos nuevos mercados ya habrá problemas. Aquí también los cunicultores de estos países tienen un papel muy importante para producir esta carne que el futuro consumidor necesitará sin entrar en conflicto con la escasez de materias primas. En esa situación, las ganaderías compatibles con la alimentación humana deberían recuperar su orgullo y literalmente sacar pecho para promocionarse. La cría de conejos tiene, entre otras ventajas, la muy importante de tratar con una especie estrictamente herbívora, por lo que su alimentación puede ser con materias que no compiten con el consumo humano. En otras palabras, es una producción cárnica totalmente compatible con una situación de carestía de alimentos vegetales básicos de la población humana. Por tanto, aquí hemos de recuperar el orgullo de ser cunicultores y promocionar nuestro bien hacer con un producto final en equilibrio con la situación global. También hemos de tener en cuenta donde está el origen geográfico del conejo. Es una especie animal oriunda de la Península Ibérica y que el clima que favorece su producción es el que tenemos. Es más, los costes en instalaciones y el mantenimiento energético de las mismas son relativamente más bajos que en otros ámbitos geográficos y incluso que otras instalaciones ganaderas. Por tanto, hemos de aprovecharnos de que somos el país por excelencia de los conejos y que éstos forman parte de nuestro acerbo cultural, comunicando claramente la idoneidad de esta producción cárnica, en equilibrio con el medio ambiente en el que vivimos. F.X.M.

ARTICULOS RELACIONADOS

Editorial

Septiembre de 2015
Editorial

Editorial - En clave "podemos"

Junio de 2015
Editorial - En clave "podemos"

Pues nosotros... seguimos en crisis

Marzo de 2015
Pues nosotros... seguimos en crisis

Tendencias inevitables

Diciembre de 2014
Tendencias inevitables

Tiempos de recoger frutos

Septiembre de 2014
Tiempos de recoger frutos

Algo se mueve... en la revista CUNICULTURA

Junio de 2014
Algo se mueve... en la revista CUNICULTURA

¿Especulación?, ¿escasez?... ¿y que más da?

Marzo de 2014
¿Especulación?, ¿escasez?... ¿y que más da?

Pequeños pero no insignificantes

Octubre de 2013
Pequeños pero no insignificantes

Cómo convivir con los oligopolios de la distribución

Agosto de 2013
Cómo convivir con los oligopolios de la distribución

Donde dije DIGO digo DIEGO

Junio de 2013
Donde dije DIGO digo DIEGO

Autosuficiencia energética

Abril de 2013
Autosuficiencia energética

La valentía de ser cobardes

Febrero de 2013
La valentía de ser cobardes

Cumbres borrascosas

Diciembre de 2012
Cumbres borrascosas

¿Somos todos cunicultores?

Octubre de 2012
¿Somos todos cunicultores?

También es agradable un coscorrón

Agosto de 2012
También es agradable un coscorrón

Editorial: Los gazapos del "tocho"

Junio de 2012
Editorial: Los gazapos del "tocho"

La formación no es desinformación

Abril de 2012
La formación no es desinformación

¿Investigación o falta de información?

Febrero de 2012
¿Investigación o falta de información?

Sobre el optimismo

Diciembre de 2011
Sobre el optimismo

El enemigo a las puertas

Octubre de 2011
El enemigo a las puertas